10 Preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo

Este ejemplo de entrevista que encontrarás a continuación, te ayudará a conocer las 10 preguntas en una entrevista de trabajo que suelen salir y a prepararte de la mejor manera para este momento.

Antes que todo, tienes que saber que las empresas ya conocen tu Curriculum Vitae. Por eso, cuando eres llamado a una entrevista de trabajo, quieren conocerte a profundidad a nivel profesional y personal, para saber si eres el candidato ideal para ocupar el puesto.

El reclutador, harán lo necesario para aprovechar al máximo la entrevista laboral, para preguntarte aspectos relevantes sobre tu vida, formación, actitudes, habilidades, entre otros.

Durante la entrevista de trabajo, no harán preguntas al azar. De hecho, cada departamento de recursos humanos suele tener su propia estructura de preguntas indagatorias para la actividad o el cargo que ofertan.

Una vez conozcas estas 10 preguntas frecuentes para una entrevista laboral y te entrenes correctamente, tus posibilidades de obtener el cargo aumentarán exponencialmente.

Preguntas y respuestas para una entrevista de trabajo

1. Cuéntanos acerca de ti y de tus experiencias

Esta pregunta básica de una entrevista de trabajo puede presentarse bajo otras formas “Cuéntame quien eres” “Cuéntame acerca de tu experiencia” “Si tú no fueras tú, ¿cómo te presentarías?” “¿Cuéntame que haces?”. Este, es el momento para que expreses libremente lo que piensas sobre ti y para mencionar aquellas cosas que te determinan como persona y como profesional.

Sé conciso y evita deshacerte en halagos, tampoco te menosprecies, ya que los extremos no son recomendables en este caso. Busca el equilibrio entre ambos polos y aprovecha de esta pregunta durante la entrevista para decir en que eres bueno, que te gusta hacer, que experiencias profesionales y personales haz tenido, menciona todo aquello que te pueda describir como persona y profesional.

Te aconsejamos que comiences a responder esta pregunta en orden cronológico, comenzando por tu nombre y citando cada una de las experiencias y cosas aprendidas los años anteriores, hasta llegar a las más recientes. De esta manera, el reclutador podrá seguir mejor tu recorrido realizado.

No olvides añadir información acerca de lo que te gusta, lo que has aprendido y lo que te gustaría aprender, ya que son puntos que pueden interesar a tu reclutador.

2. ¿Qué conoces sobre nuestra empresa?

En un mundo como el moderno, ya deberías haber indagado sobre la empresa para la que te estás postulando.

Una forma de empatizar ý ganar puntos con tu reclutador en tu entrevista laboral, es conociendo detalles relevantes acerca de la empresa en que buscas trabajar.

Busca información en la web acerca de las actividades que realizan y recuerda datos relevantes que demuestren tu interés por la compañía.

3. ¿Por qué quieres este trabajo?

Más allá de la obvia necesidad de remuneración o prestigio de la empresa que te motivaron a asistir a la entrevista, expón algunos detalles adicionales que te motiven a ocupar dicho puesto de trabajo. ¿Es una empresa con sedes en otros países y te motiva la posibilidad de viajar? ¿Tu gustan los valores de la empresa? ¿Te interesa su dinamismo a nivel de comunicación? ¿Te parecen llamativos sus métodos utilizados en ingeniería? Entonces menciónalos.

Son muchos aspectos los que se calibran en una entrevista laboral, por eso puedes aprovechar de estas preguntas en una entrevista de trabajo para mostrar tu interés y conocimientos de la empresa. En su mayoría, las empresas requieren personas con ganas de afrontar retos que los hagan crecer. De esa forma, la organización se verá también beneficiada.

4. ¿Por qué deberíamos darte este trabajo a ti y no a otro candidato?

Esta, es una pregunta para una entrevista que no debes tomarte a la ligera. Recuerda la oferta a la cual postulaste y conéctala con los puntos fuertes que tienes y que corresponden a la oferta que te están ofreciendo.

Si una empresa necesita un administrador, menciona aquellas capacidades, habilidades y/o valores que te definan y que puedan ser esenciales para ocupar dicho puesto.

Responde con honestidad, con seguridad y céntrate en ti. Esto será muy valorado por la persona que te este realizando la entrevista laboral.

5. ¿Cuáles son tus fortalezas o virtudes?

Aprovecha para hablar sobre eso que te hace especial y que te define. ¿Eres apasionado? ¿Hablas otro idioma? Aunque esta información ya esté en tu Curriculum o en tu Carta de presentación, profundízala cuidando que no se te desborde el ego.

6. ¿Cuáles son tus debilidades o defectos?

En una entrevista laboral, esta pregunta es prácticamente una constante y es una oportunidad de oro para mostrar tu sinceridad en su más clara expresión.

No siempre resulta sencillo auto escanearnos y mostrarnos vulnerables, pero tu respuesta a esta pregunta puede ser determinante para que consigas tu empleo.

Imagina que eres perfeccionista. Entonces da tu respuesta y menciona un beneficio que obtienes siendo así. Lo que la mayoría ve como un defecto por un tema de sobre exigencia, sirve para que tu trabajo genere mejores resultados.

Así transformas un defecto en una virtud. Si eres incompetente en un área determinada, respóndelo sin tapujos mencionando que te gusta aprender y que aceptas con humildad que otros te enseñen un conocimiento específico.

Aclaratoria: si tu defecto es ser impuntual, no hay ningún beneficio en ello.

preguntas-respuestas-para-una-entrevista

7. ¿Te gusta trabajar en equipo?

Esta es una pregunta cerrada en cuya respuesta es casi imposible que mientas. Su respuesta es “sí” o “no”. Así que, si no te gusta trabajar con más personas, responde sinceramente.

Por supuesto, debes valorar el costo de dar una respuesta u otra, pero piensa lo siguiente: si no te la llevas bien trabajando con más personas, tu permanencia en esta empresa sería corta.

Sin embargo, hay momentos en que las opciones escasean y la necesidad apremia. En casos así, responde con apertura. Puedes decir que no siempre te gusta trabajar con más personas y que hay contextos en que lo harías sin inconveniente alguno.

8. ¿Por qué tienes tanto tiempo sin empleo?

Reencuadra el hecho de no haber conseguido empleo de una forma en que tu respuesta potencie la percepción que tu reclutador tendrá sobre ti.

Por ejemplo, si has presentado varias entrevistas y ninguna te ha convencido, menciona el hecho de que estabas esperando una oferta motivadora que correspondiera con tus valores y talentos.

Si de lo contrario, no has tenido suerte y no te han llamado de ninguna compañía porque hay poca oferta laboral, menciona el hecho de que has estado buscando y la dificultad de encontrar un empleo en tu ámbito. Sin embargo, aprovecha para indicar que durante el tiempo que has estado desempleado, aprovechaste para pulir tus habilidades leyendo, formándote en cursos, auto explorándote o haciendo cualquier otra actividad que haya influido en tu desarrollo.

Si hablas con sinceridad y coherencia, esto será más que valorado.

9. ¿Por qué quieres cambiar de empleo?

Esta es una pregunta a veces difícil de responder, pero para la cual debes tener una respuesta indicada. Ten particular cuidado cuando respondas sobre tu actual empleo. Una vez más, aquí se mide la lealtad y el respeto que puedas mostrar por la empresa o los jefes para los que trabajas.

Menciona el hecho de que estás en la búsqueda de nuevos retos profesionales, de crecer, de una nueva misión, de escalar posiciones, pero nunca hables mal del sitio donde aún trabajas o has trabajado.

Si has aceptado una oferta de trabajo reciente y no estas satisfecho con tu elección (bien sea porque no te gusta la misión, tu equipo, el trato), no pasa nada, todos somos humanos y nos equivocamos muchas veces en nuestras elecciones. Como dicen “Para saber hay que probar”, por ello, asume el hecho que has tomado la decisión y demuestra el deseo de encontrar algo que se ajuste más a lo que estás buscando.

10. ¿Cuánto quieres ganar?

Por supuesto que quieres ganar tanto dinero como te puedas imaginar, pero seamos honestos, es muy poco probable que ello suceda en este empleo.

Así que investiga cuáles son los salarios en otras empresas para el cargo en que estás postulando y haz una media. Si tuviste recientemente o tienes un trabajo en la actualidad, utiliza esa cifra como referencia para mencionar una cifra ligeramente superior. Nada pierdes con arriesgar.

Este es un ejemplo de entrevista típico, por ello, practica con estas 10 preguntas que no faltarán en ninguna entrevista laboral y logra obtener el empleo que deseas.