Curriculum Cronológico o Funcional: 2 tipos de CV exitosos

En tus incursiones al mundo laboral, te conseguirás con diversos tipos de Curriculum Vitae. En este post te mostramos los dos más usados y efectivos a la hora de postular a un empleo: El Curriculum Funcional y el Curriculum Cronológico.

Te explicamos a continuación la diferencia entre un Curriculum Cronológico y Funcional.

El Curriculum Cronológico

Qué es un Curriculum Cronológico, definición

Es un modelo de Currículum Vitae en el que ordenas tu experiencia laboral a manera de registro histórico.

El hecho de que sea cronológico, significa que organizas tu información en el orden que ha sucedido, por lo que comienzas con tus logros más antiguos y vas de forma ascendente hasta llegar a tu situación actual.

De los modelos conocidos, este es el más común y aceptado en el mundo laboral, sobre todo por su fácil organización y lectura. Una persona encargada de RRHH, recibe grandes volúmenes de currículos, con lo cual valorará cada minuto que ahorre leyéndolos.

¿Cómo hacer un Curriculum Cronológico?

Para hacer un Curriculum Cronológico tienes que saber que la experiencia y formación se registra de forma secuencial y su contenido debería incluir los siguientes apartados:

  • Datos personales: en esta sección incluirás tus nombres y apellidos, fecha de nacimiento o edad, correo electrónico, número de contacto telefónico, dirección y sitio de procedencia (ciudad y localidad donde naciste)
  • Formación profesional: es importante que señales los dos tipos de formación que se obtiene a lo largo de la vida: formal e informal. Todas y cada una de ellas debe incluir el año en que la realizaste y estar dispuesta, como el tipo de Currículum lo expresa, en orden cronológico. En el caso de la instrucción formal, tu Currículum debe señalar tu título académico y cualquier otro aprendizaje que hayas obtenido de manera académica. En cambio, la informal se refiere a aquellos aprendizajes que has logrado con base en la experiencia en empleos anteriores, cursos no estrictamente vinculados a tu formación académica, conocimientos producto de libros que hayas leído o de cualquier conocimiento empírico que lograste por cuenta propia. En ambos casos, recuerda especificar de forma clara el nombre del título que menciones y señalar el año en que lo obtuviste. También es fundamental que señales el modo en que adquiriste el aprendizaje. Por ejemplo, si fue presencial o vía online.
  • Idiomas: menciona los idiomas que hablas y tu grado de habilidad con cada uno. En el caso de que hayas tenido una experiencia de aprendizaje en otro país, es válido y recomendable que lo señales.
  • Méritos y publicaciones: en caso de que tengas algún premio o reconocimiento, menciónalo en tu Currículum cronológico. Esto también aplica en caso de que tengas un libro, folleto o trabajo publicado. Recuerda especificar el año, e incluso, la editorial que con que editaste tu publicación.

Características del CV Cronológico: puntos fuertes e inconvenientes

El Currículum Vitae Cronológico permite tener un orden acerca de tu desarrollo profesional y del cumplimiento de tus responsabilidades en diversos cargos.

Además, permite conocer al reclutador, de forma específica, cuáles son las empresas en que has participado y puede darle fuerza a tu CV gracias al prestigio que estas tengan.

Entre los inconvenientes de este Currículum, está el hecho de que queda expuesto si has cambiado frecuentemente de trabajo, algún período en que hayas estado sin empleo y la inexperiencia para el cargo en que te postulas, sobre todo si se trata de tu primer empleo.

Descarga nuestra plantilla de Curriculum Cronológico para rellenar en Word.

El Curriculum Funcional

Qué es un Curriculum Funcional, definición

A diferencia del CV Cronológico, el CV Funcional se enfoca en la formación, competencias y habilidades más que en tu historia laboral.

Su estructura no va determinada por el orden sucesivo en que realizaste tus formaciones, sino por los temas y el interés que tengas en agruparlos de manera estratégica para que sean relevantes y te ayuden a lograr el empleo que buscas.

¿Cómo hacer un Curriculum Funcional?

Al hacer un Curriculum Funcional debes seguir el mismo proceso que el de un Curriculum Vitae Cronológico. En el caso de los datos personales, se mantiene la fórmula. Debes mencionar tu nombre completo, fecha de nacimiento o edad y todo aquel dato básico con que tu reclutador te pueda ubicar fácilmente en caso de que seas seleccionado.

A partir de ahora, es cuando se notan las diferencias entre las dos opciones que te proponemos.

  • Objetivo: expresa qué es lo que buscas en este empleo y evita hablar en abstracto. Una fórmula como: “Quiero emprender una nueva aventura laboral y generar un desarrollo experiencial que complemente mis labores…”, resulta infectiva, por cuanto es difícil de entender. Es común que, en la búsqueda de impresionar con nuestro Currículum, empleemos un lenguaje enrevesado. Este no es el caso. Prefiere algo del tipo: “Quiero lograr el puesto de gerente de despacho y aportar mi experiencia de 10 años en el cargo”
  • Habilidades: menciona aquellas que tienes relación con el objetivo que te planteas. No tiene ningún sentido que incluyas tu habilidad como informático si te postulas como chef. Incluye aquello que sabes hacer con destreza. Si estás aprendiendo a usar Excel, especifica el grado de conocimiento que posees y qué es lo que sabes hacer. Recuerda que una habilidad es una competencia bien desarrollada. Así que lo mejor es que evites hablar sobre aquello en lo que aún no eres realmente competente.
  • Logros: este es el momento perfecto para que hables sobre lo que has logrado a lo largo de tu historia laboral, pero sin mencionar el año o la fecha en que lo hiciste. Demuestra con claridad cuáles fueron esas tareas que realizaste y evita caer en la arrogancia. Un logro sería: “Aumento de 45% de efectividad en la distribución de pan en tiendas minoristas”. Preferiblemente, habla con datos concretos.
  • Información adicional: si no tienes mucha experiencia laboral, incluye esas actividades que pudieran aportar un plus a tu perfil. Menciona los idiomas adicionales que hablas, los diplomados y cualquier otra experiencia que te haga ganar punto con tu empleador en tu Currículum funcional.

Características del CV Funcional: puntos fuertes e inconvenientes

Como punto fuerte destaca el hecho de que la información se organiza de forma menos rígida y puedes enfocarte en lo que conoces, sin tener que mencionar tu experiencia. Este tipo de Currículum es el indicado si posees poca experiencia.

En el caso de que tu puesto requiera demostrar con datos cronológicos tu experiencia laboral, este tipo de CV pierde fuerza y te imposibilita describir tu trabajo en empleos anteriores.

Descarga nuestra plantilla de Curriculum Funcional para rellenar en Word.

diferencia-entre-curriculum-funcional-y-curriculum-cronologico

¿Currículum Cronológico o Funcional: que tipo de CV elegir?

Ahora que ya conoces los dos tipos básicos de Currículum: Curriculum Funcional vs Curriculum Cronológico, si te interesa hacer un Currículum básico, lo ideal es que aproveches lo mejor de cada uno y juegues con las posibilidades que estos te ofrecen.

Todo dependerá de la experiencia que acumules y de cómo quieras mostrarla. También es importante que atiendas a los requerimientos de la empresa. La mayoría tiene procesos de selección cuyas especificaciones debes cumplir si quieres ser un aspirante legítimo a algún cargo.

Busca el equilibrio entre ambos tipos de CV y logra con mayor facilidad el empleo que quieres.