Modelo de Carta de Presentación Sin Experiencia

Ejemplo de carta de motivación sin experiencia para presentarse a un trabajo

¿Estás buscando tu primer trabajo y no sabes cómo hacer una carta de presentación sin experiencia laboral?
Sabemos que encontrar tu primera experiencia profesional no es tarea fácil, pero si te pones a pensar, todos hemos pasado por esta situación. Por ello esto no debe convertirse en toda una misión imposible.

Muchos son los jóvenes que hoy en día se encuentran en esta situación y no saben cómo enfocar su búsqueda de empleo de manera a conseguir su primera oportunidad laboral. Cuando tienes poca experiencia laboral que incluir en tu Curriculum Vitae, realizar una buena carta de motivación es clave.

Gracias a este modelo de carta de presentación sin experiencia, podrás realizar una carta bien estructurada, clara y que resalte cada uno de los puntos anteriormente mencionados. ¡Siempre hay oportunidades para las personas positivas y luchadoras!

[Tu nombre y apellido]
[Tu dirección]
[Tu teléfono]
[Tu correo electrónico]


[Nombre de la empresa]
[Nombre y apellido de la persona a quien va dirigida la carta]
[Dirección de la empresa]

[Tu ciudad], el [Fecha]


Asunto: Candidatura al puesto de [Nombre del puesto al que postulas]


Estimada(o) [Nombre y apellido de la persona a quien va dirigida la carta],

Acabo de finalizar mis estudios en [Nombre de la Licenciatura o Master] en la universidad [Nombre de la universidad o escuela]. Actualmente me encuentro en la búsqueda de una primera experiencia profesional que me permita aplicar y adquirir conocimientos en el sector [Sector en el que estás interesada(o)].

Con la ambición de llegar a ser un día [Posición que desearías ocupar en un futuro], poder formarme y aprender junto a vuestro equipo será para mí una gran ilusión y un gran desafío profesional.

Durante mi poca experiencia profesional, he podido realizar prácticas en [Puestos ocupados durante las prácticas] y he participado en diferentes trabajos extra-escolares en [Nombre de los trabajos extra-escolares en los que has participado], los cuales me han permitido trabajar en lo aprendido durante mi carrera y reafirmar mis ganas de crecer en este sector que tanto me apasiona.

Gracias a mis viajes, deportes realizados y asociaciones para las cuales he colaborado, he podido ver igualmente la importancia que es trabajar en equipo y lo significativo que es aprender de los otros para ser un mejor profesional. Por ello, quisiera tener la oportunidad de poder tener mi primera experiencia profesional dentro de [Empresa a la que postulas] como [Cargo al que postulas] para aprender de un equipo con valores, lleno de energía y de grandes proyectos.

Espero tener el placer de poder encontrarnos durante una entrevista para poder demostrar que mi poca experiencia, mi energía y mis habilidades, pueden ser útiles para cualquier trabajo que pueda surgir dentro del departamento de [Departamento para el cual postulas].

Muchas gracias por vuestra atención.

Quedo a vuestra entera disposición.

Un cordial saludo,
[Tu nombre]

[Tu firma]

Es importante que al momento de redactar esta carta de motivación sin experiencia tengas claro: la empresa a la cual estás postulando, evalúes cuáles son tus puntos fuertes que quieres destacar y las actividades extras que has realizado (asociaciones, concursos, actividades extra-escolares…). Esta información será en tu caso los aspectos que te ayudarán a darle valor a tu candidatura.

Esta es la oportunidad de que la empresa conozca de primera mano cómo es tu trabajo, que te gusta hacer y que habilidades tienes, para saber si eres un candidato ideal para determinado puesto.

Descarga nuestro modelo de Curriculum sin Experiencia gratis para completar tu candidatura y tener el máximo de posibilidades de éxito.

Como buscar un empleo cuando tienes poca experiencia

Busca ofertas de trabajo donde no se requieran muchos años y conocimientos de experiencia. De manera general, las empresas en estas publicaciones indican esta información.

Planifica tu listado de posibles ofertas de empleo tomando en cuenta este dato. De igual forma puedes ir consultando acerca de los conocimientos que son exigidos para los profesionales con más jerarquía y que ocuparan cargos con más responsabilidades de manera que puedas ir preparándote simultáneamente en esas áreas.

Ninguna situación que se te presente esta fuera de lo común, basta con tener confianza en tus conocimientos adquiridos, sacarle el mayor provecho y atreverte a escribir una carta de presentación sin experiencia.

¿Cómo afrontar la falta de experiencia?

Sin duda alguna, la falta de experiencia laboral es una debilidad que debes enfrentar fortaleciendo otros puntos en tu formación académica, para así, lograr tener una mejor postura frente al empleador.

Por eso, es importante que tengas claro en cuales áreas tienes mejor desenvolvimiento. De igual forma, debes dejar afianzado que tu juventud puede ser pilar fundamental de una carrera profesional exitosa donde la empresa obtendrá los grandes aportes que generes a través de los años de crecimiento laboral.

En este mismo orden de ideas, en la carta de presentación debes demostrar tu capacidad a adquirir nuevos conocimientos, nuevos procesos, por medio de adiestramiento y especializaciones. Es importante que demuestra tu interés de integrarte a proyectos con la empresa.

Carta de presentación sin experiencia vs Propuestas innovadoras

Por otra parte, intenta siempre manejar un vocabulario acorde a tu profesión, actualizado, que se enfoque en las nuevas tendencias relacionadas con tu ámbito de desarrollo profesional.

Indaga sobre posibles debilidades presentes en los procesos de la empresa, esto con el objetivo de plantear mejoras que, para ti, sean viables y alcanzables dentro de la misma.

Tomando como referencia lo descrito en los párrafos anteriores, puedes lograr redactar una excelente carta de presentación sin experiencia para cualquier empleo, recuerda que tus cualidades, habilidades y conocimientos son de gran valor.

Recuerda ser entusiasta y tener la motivación necesaria para estar a la altura de las exigencias empresariales que, a lo sumo, se verá reflejado como un progreso sustancial de tus capacidades y por consiguiente, en el fortalecimiento de tu competitividad laboral.